terapia miofuncional

Resulta habitual y frecuente acudir al especialista cuando existe una alteración muscular en cualquier parte de nuestro cuerpo, pero no es tan evidente cuando la musculatura que está afectada pertenece a la de los órganos bucofonatorios (lengua, labios, mejillas, etc.) es decir aquellos órganos que nos permiten desarrollar funciones como: hablar, respirar, tragar, masticar o succionar.

Terapia Miofuncional.
Terapia Miofuncional.
(11/09/2018 8:12:00)
Resulta habitual y frecuente acudir al especialista cuando existe una alteración muscular en cualquier parte de nuestro cuerpo, pero no es tan evidente cuando la musculatura que está afectada pertenece a la de los órganos bucofonatorios (lengua, labios, mejillas, etc.) es decir aquellos órganos que nos permiten desarrollar funciones como: hablar, respirar, tragar, masticar o succionar.

Resulta habitual y frecuente acudir al especialista cuando existe una alteración muscular en cualquier parte de nuestro cuerpo, pero no es tan evidente cuando la musculatura que está afectada pertenece a la de los órganos bucofonatorios (lengua, labios, mejillas, etc.) es decir aquellos órganos que nos permiten desarrollar funciones como: hablar, respirar, tragar, masticar o succionar.

El logopeda es el especialista encargado de realizar este tipo de tratamiento, que lleva por nombre “terapia miofuncional” (rehabilitación de la función del músculo).

El objetivo de la terapia miofuncional es el de reeducar, establecer y mantener una armonía muscular, que favorezca el desarrollo de las diferentes funciones (hablar, respirar, tragar, masticar o succionar). A través de diferentes técnicas; de forma activa o pasiva, según las características del paciente y sus necesidades. La terapia de forma activa, implica la colaboración del paciente en los ejercicios que se van pautando. Cuando es de forma pasiva, se realiza a través de masajes y estimulación con diferentes instrumentos y técnicas. Esta terapia está indicada en cualquier etapa de la vida.

Algunos de los factores que pueden provocar algún desequilibrio muscular y que por lo tanto pueden requerir de un trabajo miofuncional son:

- Malos hábitos orales, como la succión digital (chuparse el dedo), alargamiento del uso del chupete, onicofagia (morderse las uñas), ...

- Malos hábitos alimentarios, como alargar la ingesta de triturados cuando el bebé ya debe introducir alimentos sólidos en su dieta, o abuso del biberón.

- Obstrucción nasal debido a resfriados frecuentes o alergias, desviación del tabique o vegetaciones.

- Alteraciones estructurales o fisiológicas, como fisura labiopalatina o un frenillo lingual corto.

- Daño neurológico, daño cerebral sobrevenido o enfermedad neurodegenerativa.

Los usos de la terapia miofuncional son muy diversos y se aplica para la mejora de diferentes aspectos cotidianos y vitales como la alimentación, el habla o la respiración:

  • Respecto a la alimentación, cabe decir que mediante la terapia se pueden abordar las dificultades que puedan aparecer desde las primeras edades con la succión y más adelante con el inicio de la masticación y la deglución. Usualmente podemos encontrarnos con formas de tragar que no son las adecuadas (degluciones atípicas o adaptadas), trastornos de la masticación o alteraciones en la deglución debidas a un daño neurológico (disfagia).
  • En cuanto al habla, está íntimamente ligada con la musculatura y la funcionalidad de los diferentes órganos bucofonatorios, por lo tanto esta terapia nos puede ayudar, entre otras cosas, a conseguir la articulación de los diferentes sonidos/fonemas del habla (dislalias) o a la mejora de la vocalización.
  • Por último, también se encarga de reeducar la respiración para conseguir un patrón respiratorio correcto, es decir, aprender a respirar por la nariz, localizar el aire correctamente y aprender a coordinarlo con el habla.

Como conclusión, destacar la importancia de tener en cuenta a todos y cada uno de los órganos bucofonatorios de los que se ha hablado a lo largo del artículo y el estado de su musculatura, puesto que aunque parezcan secundarios, están en uso constantemente, día tras día, y nos permiten realizar cosas maravillosas como comer o comunicarnos.

Categorías
compartir
Nube de etiquetas