logopedia tambien para adultos

La logopedia, además de tratar las dificultades con la articulación de algunos sonidos, te puede ayudar a mejorar aspectos como la comunicación, el lenguaje (oral, escrito y gestual), la audición, el habla, la deglución y la voz, en cualquier etapa de la vida. Es decir, su uso abarca todas las edades, desde el nacimiento hasta la vejez.

LOGOPEDIA, TAMBIÉN PARA ADULTOS.
LOGOPEDIA, TAMBIÉN PARA ADULTOS.
(30/10/2018 8:23:00)
La logopedia, además de tratar las dificultades con la articulación de algunos sonidos, te puede ayudar a mejorar aspectos como la comunicación, el lenguaje (oral, escrito y gestual), la audición, el habla, la deglución y la voz, en cualquier etapa de la vida. Es decir, su uso abarca todas las edades, desde el nacimiento hasta la vejez.

La logopedia es una disciplina, de bastante novedad, que la mayoría de las veces o desconocemos o asociamos al trabajo con niños, sobre todo el que está dedicado a la articulación de algunos fonemas como la R.

Pero es mucho más que eso, la logopedia, además de tratar las dificultades con la articulación de algunos sonidos, te puede ayudar a mejorar aspectos como la comunicación, el lenguaje (oral, escrito y gestual), la audición, el habla, la deglución y la voz, en cualquier etapa de la vida. Es decir, su uso abarca todas las edades, desde el nacimiento hasta la vejez.

A continuación os dejo una serie de motivos o hechos que nos pueden indicar la necesidad de acudir a un logopeda cuando se es adulto.

  • Tras el diagnóstico de enfermedades neurodegenerativas como Parkinson, Huntington, Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), etc. en las cuales se ve afectado el movimiento, ya que suelen cursar con trastornos de voz y de habla como la disartria y aparecer complicaciones en la deglución como la disfagia.

 

  • Tras el diagnóstico de enfermedades neurodegenerativas de predominio cognitivo como Alzheimer, puesto que se ven alteradas capacidades como el lenguaje o la atención. Es muy importante conservar estas capacidades preservadas y paliar su evolución, con el objetivo de enlentecer el proceso.

 

  • Tras un accidente cerebro vascular por un ictus o un traumatismo craneoencefálico, según la zona afectada y la extensión de la lesión, se pueden ver afectadas una serie de funciones como el lenguaje, el habla, la voz y la deglución. Pudiendo encontrar trastornos como afasias, disartrias y síntomas como la disfagia. Es muy importante llevar a cabo un tratamiento adecuado, sobre todo en los primeros meses tras sufrir la lesión.

 

  • Cuando se ve alterada la fluidez verbal, si notas que cuando hablas aparecen bloqueos y/o repeticiones que no puedes controlar, siempre que te quieres expresar de forma clara o en algunas situaciones concretas como puede ser hablar en público.

 

  • Tras el diagnóstico de nódulos, pólipos o cualquier patología en las cuerdas vocales que implique una alteración en la voz. Así como si sufres afonías con frecuencia.

 

  • Cuando hay dificultades para tragar de la forma adecuada, un signo qué nos puede indicar que esto está ocurriendo es que tu dentadura se está volviendo a mover o descolocar tras retirar una ortodoncia.

 

Si te sientes identificado con alguno de los puntos, no dudes en buscar ayuda profesional, el logopeda puede ayudarte.

Categorías
compartir
Nube de etiquetas