vendaje neuromuscular en el ambito logopedico

Esta vez queremos hablaros de una técnica de rehabilitación y tratamiento, más conocida hasta ahora en el mundo de la fisioterapia y sobretodo en el ámbito deportivo. Se trata del vendaje neuromuscular o comúnmente llamado “tape”. Os queremos presentar cómo también se puede usar en otros ámbitos como el de la logopedia, en el que están demostrados también grandes beneficios.

VENDAJE NEUROMUSCULAR EN EL ÁMBITO LOGOPÉDICO
VENDAJE NEUROMUSCULAR EN EL ÁMBITO LOGOPÉDICO
(6/20/2019 10:04:00 AM)
Esta vez queremos hablaros de una técnica de rehabilitación y tratamiento, más conocida hasta ahora en el mundo de la fisioterapia y sobretodo en el ámbito deportivo. Se trata del vendaje neuromuscular o comúnmente llamado “tape”. Os queremos presentar cómo también se puede usar en otros ámbitos como el de la logopedia, en el que están demostrados también grandes beneficios.

Se trata de unas cintas elásticas adhesivas de algodón, con propiedades y características muy similares a las de la propia piel, que son transpirables, hipoalergénicas y resistentes al agua. Con su aplicación conseguimos mejorar la función muscular así como estimular y aumentar la propiocepción de la zona donde se aplica. Además se han descrito otros efectos como analgésicos y de mejora del riego sanguíneo. La piel es el elemento principal y protagonista de esta técnica. Cuando el vendaje entra en contacto con la piel, provoca la activación de unos receptores que inmediatamente mandan la información al sistema nervioso central, donde este actúa en función de los estímulos recibidos. Estas respuestas dependerán de aquello que estemos buscando con su aplicación.

En el ámbito logopédico es una técnica muy útil para complementar el tratamiento de terapia miofuncional https://www.saludycambio.es/ES/6-blog/62-terapia-miofuncional.html, ya que permite alargar en el tiempo la acción terapéutica, debido a que el paciente puede irse a casa con el vendaje puesto. Puede utilizarse tanto con población infantil como adulta, con diferentes objetivos como prevenir, tratar, mantener y adaptar correcciones posturales. Siempre y cuando se busque una actuación en la musculatura de los órganos bucofonatórios como; tonificar, relajar, sensibilizar, favorecer un movimiento o postura, etc.

Existen diversas patologías en las que podemos beneficiarnos de esta técnica, como son la disfagia https://www.saludycambio.es/ES/6-blog/73-la-disfagia-que-es.html, la disartria, disfonías, deglución atípica o las dislalias, entre otras. Así como diferentes signos o síntomas que implican a la musculatura del cuello o la cara, por ejemplo podemos emplear el vendaje para reducir la sialorrea (babeo), para conseguir el sellado labial, para mejorar el control postural, para mejorar la calidad vocal, para tonificar o relajar los músculos implicados en el habla, la deglución y la respiración, etc.

Para terminar, es muy importante señalar que el profesional que aplique dicha técnica sea experto y tenga unos conocimientos minuciosos en neuroanatomía y fisiología, puesto que para conseguir el objetivo deseado, es necesario aplicar el vendaje con una técnica concreta, con la tensión adecuada y en la dirección correcta. De lo contrario podemos obtener resultados opuestos además de daños cutáneos.

 

Categorías
compartir
Nube de etiquetas